Al alcalde de Cádiz se le podrá criticar por algunas cosas, pero nunca porque no trabaje y se responsabilice de sus actos

Nunca llueve a gusto de todos, cierto. Pero en nuestro Cádiz la falta de tacto, la envidia, los paripés para quedar bien o criticar e insultar para tapar los defectos propios están a la orden del día. Pasa en muchas facetas de la vida, pero en política, también. Tampoco se suelen respetar las opiniones, criterios de cada cual o puntos de vista. Por ello advierto que las siguientes líneas son fruto de un criterio, de un razonamiento. Por tanto, respeto.

Al alcalde de Cádiz, José María González, llamado popular y cariñosamente ‘Kichi’, le califican de flojo. Primero lo hizo Juancho Ortiz (PP) y luego, sorprendentemente, Mara Rodríguez (PSOE), al siguiente día de que el alcalde dijera que abandona Podemos, el socio en el Gobierno del socialista Pedro Sánchez, ¿Casualidad?

A Kichi se le podrán criticar algunas cosas, incluso su forma de vestir o alguna de sus ideas aunque siempre respetables. Pero flojo no es. Seguro. Y además da la cara por Cádiz, ante Iglesias, Monedero, Echenique o quien sea. Kichi es mucho Kichi y nadie le tose desde Madrid por Cádiz, que para él es lo primero. Demostrado está.

Es fácil, pero arriesgado tildarle de flojo porque los que lo conocen, cómo se mueve y gestiona en el Ayuntamiento, saben que no lo es. Afirmar que es flojo suena a demagogia y populismo barato para quedar bien.

Un problema que subyace en esa calificación es que cabezas de lista del PP y PSOE en Cádiz no parecen ser muy independientes ya que muchas veces dependen de lo que les ordenen desde San Telmo o Moncloa y, claro, hay que obedecer.

Cádiz tiene muchos problemas por resolver. Si el alcalde y su equipo de gobierno no pueden con ellos, la oposición está obligada a ayudarle, trabajando y ofreciendo alternativas solventes.

Ya veremos que pasa en 2023 porque tanto Kichi como Teresa Rodríguez abandonarán la política. Y, de momento, el alcalde no tiene un sustituto ni tampoco una sustituta fiable. Así que tiempo al tiempo. Pero flojo, seguro que no es aunque vista con vaqueros o vaya al Fondo Sur a ver al Cádiz. Está en su derecho. ¿O tampoco?

Carlos Medina

Director