“Estamos sufriendo que los aficionados y cadistas no puedan asistir al Estadio Carranza”

 “No podemos superar los 17.500 abonados por la capacidad del Estadio, ojalá fueran el doble”

 “Hubo quiénes dudaron de que el presidente cumpliese su palabra… Y ahí están los 10.000 carnets gratis”

 “Cuando se pueda volver a los estadios, me gustaría que entrase todo el mundo”

 “Cada temporada es muy distinta y de ésta lo que todos esperamos es conseguir la permanencia”

 “Vizcaíno me pidió, cuando estábamos en Segunda B, que le ayudase a llevar al club a Primera y lo ha cumplido”

Es adjunto a la Presidencia, responsable de la campaña de abonados, director de Ticket-ing y gerente de la Fundación Cádiz CF, Pepe Mata lleva más de 20 años ‘viviendo’ en la entidad cadista.

¿Contento de la marcha de la campaña de abonados?

-Por supuesto. Va muy bien teniendo en cuenta que no se puede atender a la gente directamente por el tema Covid. Las renovaciones y las solicitudes se hacen por la plataforma y luego el personal de taquilla se pone en contacto.

El 98% de los abonados han renovado y a diario se siguen dando altas nuevas, con el inconveniente que hay gente que no conoce el estadio y se le intenta explicar por teléfono dónde están los asientos. La verdad es que la gente colabora mucho y el nivel de comprensión es muy alto.

O sea, la afición con pandemia o sin ella, sigue siendo muy fiel.

-Está a muerte con su equipo y desconociendo cuando pueden venir al  estadio, han optado por asegurar su plaza, pagando una cantidad anticipada del 50% del abono, que luego se ajustará proporcionalmente a los partidos que se puedan ver directamente.

Con los palcos, ¿qué ha pasado?

-Absolutamente nada. Los gestiona el departamento comercial de marketing que se encarga de optimizar eso y siempre se ofrece la posibilidad de continuar en el palco a través de empresas o como autónomo… Sea como sea se dan facilidades y se resuelven todos los problemas.

¿Cómo ha influido el Covid 19 en la campaña de la provincia?

-Gracias a la colaboración de todos, no ha influido mucho. Los datos son claros ya han renovado el 98 %, y en la pasada temporada, el 48 % de los abonados eran de la provincia y un 52 % de Cádiz capital.

Eso demuestra que la labor que estamos haciendo a nivel provincial está funcionando y dando sus frutos. Cada vez son más los abonados que vienen de la provincia, más las peñas y cada vez hay más cadistas en la provincia.

¿Cuántos abonados hay ahora mismo? Rosa Pavón, la jefa de taquillas, le da el dato a Pepe Mata…

-Aproximadamente, unos 16.500.

¿Por qué no pueden haber más de 17.500 abonados?

-Por la capacidad del estadio (20.000) y además hay pases para las secciones inferiores, para la cantera, patrocinadores… Ojala pudiéramos hacer el doble de abonados porque sabemos que muchos se pueden quedar fuera.

¿Cuándo se podrá volver al estadio?

-Ni idea, esta semana tenemos una reunión con LaLiga en la que se va a tratar del criterio que se seguirá en ese momento. Me gustaría que entrase todo el mundo porque la afición de Cádiz es única y ningún abonado merece quedarse fuera. Ya veremos qué nos dicen en LaLiga, pero sabemos que la situación es complicada.

Se sufre con el Estadio vacío, ¿eh?

-Somos un club que lo notamos muchísimo, porque el apoyo de la afición para nosotros es un factor y un plus muy importante y muchas veces, clave.

Con la afición no se hubiese perdido contra el Sevilla…

-Nunca se sabe pero, sin lugar a dudas, el empuje de la afición a veces te hace decantar un resultado. La afición del Cádiz es muy inteligente y sabe cuando el equipo necesita ese apoyo incondicional y más en los minutos finales.

No se mereció perder el domingo…

-Por supuesto. Ante un rival tan potente como el Sevilla, que es de los 4 mejores de España y de los mejores de Europa, el equipo hizo un gran esfuerzo, pero al final no consiguió lo que merecía. De todas formas hay que felicitarles porque estuvieron francamente bien.

Has vivido de Segunda B a Primera. ¿Qué sientes ahora?

-La gran satisfacción que siente cualquier cadista cuando ve a su equipo en la élite del fútbol. Los que peinamos canas lo hemos vivido antes, pero siempre es una etapa nueva, cada temporada es diferente y en ésta espero que podamos conseguir la permanencia.

Había gente que no se creían lo que dijo el presidente Vizcaíno de los carnets gratis en Primera, de descuentos…

-Yo lo hubiese creído desde el principio, porque hoy en día tu no puedes prometer una cosa y no cumplirla, una manifestación pública ya es un contrato. La prueba es que ahí están…

La propuesta del presidente fue un gran acierto y una gran inversión porque provocó que el estadio estuviese cada jornada lleno y el equipo lo notó muchísimo. Igual que cuando, por la pandemia, el estadio estuvo y está vacío.

¿Diría eso Manuel Vizcaíno pensando que no se iba a ascender?

-Ni mucho menos, lo hizo precisamente pensando en que conllevaría a que hubiese un gran ambiente en el campo, el equipo se creciera y sería un factor más para lograr el ascenso, como así fue.

¿Qué papel tiene la Fundación?

-El alma social de todo club es su Fundación, nosotros tenemos convenios con más de 70 asociaciones a las que ayudamos, sobre todo dándole visibilidad.

Desgraciadamente no podemos colaborar económicamente con todo el mundo como quisiéramos, pero si damos visibilidad, y abriéndoles las puertas para que conozcan las actividades que desarrollan todas estas asociaciones que son realmente  maravillosas, hacen una labor encomiable y contribuimos a que se conozcan las actividades que desarrollan.

Ponemos todo el esfuerzo, no solo desde el punto de vista solidario, sino también contribuimos, porque es obligación de las Fundaciones, en los Objetivos y Desarrollo para la Sostenibilidad del planeta (ODS). Y nuestro planeta empieza en Cádiz.

¿Pepe Mata le debe lo que es al presidente Manuel Vizcaíno?

-Le agradezco el que haya contado conmigo, en un momento muy importante, que haya confiado en mi para ayudarle en su proyecto. Cuando estábamos en Segunda B me dijo: “Quiero que me ayudes para llevar el equipo a Primera”, ésas fueron sus palabras y lo ha cumplido.

Para un cadista trabajar en el club de tu vida, es unir la obligación con la pasión y así se consigue la felicidad. Por eso soy feliz, aunque a veces, como el domingo ante el Sevilla, no se me quite el cabreo cuando no ganamos, pero eso es el fútbol.

 

Carlos Medina