Inexplicable que el sevillano no quiera fichar y reforzar al equipo como pide la afición

Sergio González, que sigue esperando refuerzos de garantía, no es el único culpable de la situación

El presidente del Cádiz habla, habla y habla, pero no mueve pieza y el Cádiz está en zona de descenso al iniciarse la segunda vuelta de Liga, con 15 partidos sin ganar (más los 2 de Copa, ante rivales de dos categorías inferiores). Un desastre.

Vizcaíno habla demasiado mientras el entrenador hace lo que puede porque no le llegan los refuerzos que necesita desde hace tiempo. Encima el sevillano va diciendo que “esta es la mejor temporada del Cádiz desde que llegamos a Primera”, y lo puntualiza afirmando que “tenemos un plantillón”, mientras el equipo entra en la zona descenso.

Tras el ridículo en Granada, Sergio pidió perdón a la afición, mientras que al presidente sevillano le decía que lo dejara seguir en el cargo porque le dará la vuelta a la situación.

Ante el Valencia, este domingo, el entrenador y el presidente se la juegan, ante la afición. Una victoria sería un bálsamo, pero el equipo necesita reforzarse y con urgencia.

El sevilllano, tras ‘lo’ de Granada, ya dice que se necesitan retoques… La afición está tan decepcionada como indignada. ¿Vizcaíno mira para otro lado, a otros proyectos, a algunos temas impropios de un presidente de Primera? La afición nunca se lo perdonaría… La afición lo que quiere es que su equipo gane..

 

Carlos

Medina

carlosmedina@linea6eme.es