Negredo fue el mejor, el máximo goleador y además ganó, justamente, el ‘XVIII Trofeo Línea 6’

El objetivo es asentar al equipo en Primera, coincidiendo con el regreso del afición al Estadio

Hacía la friolera de 28 años que este club y esta ciudad no vivían un logro deportivo tan importante como una permanencia en Primera División. De aquel Cádiz CF de Manuel Irigoyen, Ramón Blanco y Tilico hemos pasado a este de Manuel Vizcaíno, Álvaro Cervera y Negredo, casi tres décadas más tarde.

La permanencia, visto el tiempo transcurrido, se disfruta todavía más porque acontece en un período de incertidumbre sanitaria y económica, lo que incrementa el valor de lo conseguido por el Cádiz CF en la temporada 2020-21.

El presidente Vizcaíno se erige en el segundo mandatario cadista que consigue una permanencia en la máxima categoría y no es casualidad que este éxito coincida en el tiempo con una etapa de paz institucional. El sevillano tiene, desde que se pusiera en marcha una nueva ampliación de capital, la mayoría de las acciones del club, junto a su flamante fichaje e inversor Rafael Contreras.

Sentadas las bases deportivas e institucionales, las esperanzas apuntan a una próxima temporada que puede ser la del asentamiento del Cádiz CF entre la élite, coinciendo con el regreso del público al ‘Estadio Carranza’.Un club, un estadio y una afición, de Primera.

Una campaña en la que se volverá a contar con Álvaro Cervera (contrato hasta 2024) y con el mejor jugador, el máximo goleador y justo ganador del ‘XVIII Trofeo Línea 6’, Álvaro Negredo. Enhorabuena.

Carlos Medina
Director